Media Carga

Es la opción apropiada para almacenes de productos no muy pesados, con un elevado índice de rotación y manipulación manual. Permite un riguroso control de inventarios y un intenso flujo de stocks, con un considerable ahorro de tiempo y esfuerzo en la manipulación de las mercancías.