Cajón de Obra

Este tipo de persianas tanto de P.V.C., de aluminio, de aluminio extrusionado o de madera, su reparación y funcionamiento es similar al de cajón exterior. Funciona normalmente con cinta de 22mm., con cordón, con cable trenzado interior con manivela o con motor, según prefiera.

Las reparaciones más frecuentes son:

  • El cambio de cinta, el cambio de cordón, el cambio de poleitas, todo esto si son persianas manuales.
  • El cambio de lamas (sobre todo las de P.V.C. ya que tienden a estropearse más; debido a causas del sol, el viento, la lluvia y el arrastre que llevan).
  • El cambio de los tirantes o flejes que son los que aguantan y levantan la persianas con el eje.
  • El cambio de topes de persiana o los recogedores.
  • Si la persiana lleva motor no necesita: ni cinta, ni topes, ni recogedor, ni poleitas. Siendo más complicado de deteriorarse la persiana, pero los motores se pueden dañar también a causa del mal uso o desprogramándose los finales de carrera (pero los finales de carrera pasa en un motor defectuoso).

Normalmente la vida de un motor es de 10 a 15 años, según el uso:

  • Las ventajas son que no se ve ningún cajón, solo una tapa de registro de la persiana, por la parte interior a la vivienda, ya que el cajón está hecho dentro de la fachada o pared de la casa, por eso se llama cajón de obra y su reparación es más sencilla que la persiana de cajón exterior, por el fácil acceso a ella; solo sacando la tapa de registro que siempre está en el interior de la vivienda.
  • La desventaja de este tipo de persiana, es que el cajón tiene que ser de obra, teniendo que estar empotrado a la pared de la fachada interiormente y suele ser algo más pesada que la de cajón exterior, por su mayor envergadura de lamas más anchas.

 

Nuestra zona de servicio es en Barcelona y alrededores; para zonas más distanciadas, consúltenos un presupuesto sin compromiso.